La chica de nieve

Autor: Javier Castillo

Editorial: SUMA

Fecha de publicación: 03/2020

Nº de páginas: 512

ISBN:  9788491292661

Nueva York, 1998, cabalgata de Acción de Gracias.

Kiera Templeton, desaparece entre la multitud. Tras una búsqueda frenética por toda la ciudad, alguien encuentra unos mechones de pelo junto a la ropa que llevaba puesta la pequeña.

En 2003, el día que Kiera habría cumplido ocho años, sus padres, Aaron y Grace Templeton, reciben en casa un extraño paquete: una cinta VHS con la grabación de un minuto de Kiera jugando en una habitación desconocida.

Desde mediados de marzo, cuando el coronavirus llegó a nuestras vidas para quedarse, me he notado dispersa en cuanto a lectura se refiere y me ha costado encontrar momentos en los que realmente me haya enganchado a un libro. Por eso tengo que hacer hincapié en que quizás, «La chica de nieve» no es el mejor libro que haya leído, ni el mejor hilado, ni el que tiene los mejores personajes, pero ha conseguido justo eso que tanto echaba de menos, que el personaje de Kiera Templeton se colase en mis rutinas y en mi cabeza pensando en cómo sería el desenlace de su historia.

Javier Castillo nos presenta el libro con cantidad de saltos temporales en el tiempo, hacía delante y hacía atrás respecto al año de desaparición de Kiera y alguna vez me he sentido perdida al comienzo de un capítulo por este motivo, sin saber muy bien en qué momento temporal me encontraba. También es cierto que durante la lectura de los primeros párrafos conseguía situarme sin problema.

Durante el recorrido del libro se critica de forma bastante clara al periodismo sensacionalista que se lucra de la miseria y en especial a todo el circo mediático que se crea en la desaparición de una persona.
Tampoco deja atrás otras criticas como la violencia contra las mujeres o el negocio de las clínicas de fertilidad. Bajo mi opinión, quizás algunas escena sobre la violencia hacía la mujer o el maltrato parecen metidas un poco con calzador y se recrean un par de escenas que no encajan del todo en el libro.

Miren Triggs, la periodista que investiga el caso de Kiera es un personaje fuerte, pero para mi gusto tiene un punto poco creíble que la aleja del lector. Aún así creo que estaría genial poder seguirle la pista acompañándola en otros casos que pueda encontrarse durante su carrera y conocer algo más las luces y sombras de este personaje.

En resumen, “La chica de nieve” es el primer libro que leo de Javier y aunque haya encontrado cosillas que no me han terminado de convencer, mi opinión es que con este libro consigue generar el suspense que promete, mantener al lector pegado a las páginas y no querer terminar hasta saber qué pasa con la pequeña Kiera.

Puntuación
Compártelo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *